¡Uruguay tendrá su Santa!

0
67
Eventos SMFR

2da. Parte

COMIENZA LA AVENTURA AMERICANA       

Tres años después de haber sido fundado, el Instituto comenzó a expandirse por Italia y en 1892, invitada por un padre Capuchino, quien había venido para la atención de tantos inmigrantes italiano, cruzó el océano con otras hermanas y fundó casas en Uruguay, Argentina y Brasil. Siete veces atravesó el océano   para estar al lado de las hermanas de los dos continentes. Abrió dieciocho casas en los veinte años   de su gobierno y, durante los ocho años  que duró su estancia en América, fueron incontables los viajes de Uruguay y a Argentina y de una casa a otras.

¡¡¡Acompañémosla en su recorrido por el nuevo continente!!!                        

  • 1892: llegan las primeras hermanas a Montevideo-Hospital Italiano y también en diciembre del mismo año al Hospital Italiano de Rosario.
  •  Comienza una nueva misión en Barra Santa Lucia- matadero oriental- con la catequesis; le lleva cuatro horas de viaje. Todos los domingo se levantaba a las 3 y media de la mañana asistían a Misa en la Parroquia del Cordón, luego 20 minutos a pie hasta tomar el tranvía a caballo que las llevaba a la estación para tomar el tren que transportaba la carne, las  hermanas viajaban con los obreros.La Barra tenía sacerdote sólo una vez al año. Preparaban pastelitos para compartir con los niños y gente del lugar.
  • Toda la actividad se centró en nuevo París- Belvedere (suburbio abandonado de la capital uruguaya). Comprando un terreno ayudada por el Sr. Piria.
  • También desarrolló su catequesis en Paso de la Arena (en la casa de los señores Schiaffino).
  • 1897: Ya en América contaba con más de 50 religiosas (10 de ellas nativas).
  • Fue invitada por los padres Capuchinos a la misión de Alto Alegre en la selva del Maranhao y allí dio inicio a una comunidad llevando a siete jóvenes hermanas (la mayor con 27 años). Cincuenta días de travesía: vapor-barca a remo- 5 días a caballo- dormir en redes en el medio de la selva- hasta 10 horas caminando- afección de úlceras- malaria- alta temperaturas…
  • Esta misión sería la mayor alegría de  la Madre Francisca y también su gran dolor. Una epidemia hizo fallecer a más de 50 niñas. Culparon a las misioneras  y misioneros y hubo un levantamiento.
  • El 13 de marzo de 1901 murieron por algunos miembros de la tribu Guajajara, las siete hermanas, los frailes capuchinos y laicos ( muchos de ellos niños y niñas)
  • El Papa León XIII  al saber del martirio dijo: “Son las primicias del siglo”.
  • Su último viaje: llegó al Hospital de Minas y Sastre  (Argentina) y pensar en su regreso a Italia.

La hermana muerte la abrazó el 6 de agosto de 1904 en el convento de las calles Minas y Guayabo (Montevideo- Uruguay)

Y se escucha decir… ¡HA MUERTO UNA SANTA!

Con su partida, ¿cómo no recordar?…

  • La cordial y fraterna presencia de Mons. Isasa (Obispo de Montevideo) a la hora de su muerte.
  • 57 carrozas que acompañaron su féretro.
  • La gente que cortaba el hábito y guardaba flores y objetos religiosos para conservarlos en reconocimiento de su santidad.
  • El periódico que se hizo presente en variados artículos dando testimonio de su vuelo a la casa del Padre.

Fue sepultada en el cementerio de la Teja , en una tumba prestada y finalmente en el año 1914, luego de construir la Iglesia de Belvedere (hoy Santuario que custodia sus restos) fue traslada  a una urna colocada en tierra en el lado izquierdo de la Iglesia.

Abierto su proceso de beatificación y luego ya beatificada el 10 de octubre de 1993, por el Papa Juan Pablo II, acompaña la vida los peregrinos bajo el altar donde cotidianamente se celebra la Eucaristía.

A su muerte dejó:

  • 145 hermanas y 34 novicias,
  • 9 casas abiertas en Italia,
  •  3 en Uruguay y 4 en Argentina. No cabe dudas que América tuvo un lugar privilegiado en su corazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí